Los hábitos de las personas resilientes

Hoy me encuentro continuando con algo que no creí,  podría hacer, al menos no antes de los 3 meses. Pues aquí estoy, Quizás un día les cuente por qué estoy hoy aquí y así como estoy. ¿Sabes qué me tiene hoy por aquí?  la resiliencia.

A lo largo de la vida hay situaciones que te rebasan, estas pueden ser: la pérdida de un ser querido,  la pérdida de un hijo, una madre, y hasta una mascota muy querida.

Los cambios bruscos en la vida son frecuentes en muchos de  nosotros. Tener una enfermedad difícil es un proceso que no todos pueden sobrellevar. Una Herramienta como la resiliencia, es usada a veces con mucha ligereza, en este artículo no será así.

La pérdida de alguien muy valorado por ti, es lo que quizás te ha sobrepasado esta vez. Es que no hay nada peor que la muerte física porque ¿ahora cómo quedo yo? si mi  querida hermana se ha ido hace poco más de un mes.

No fuimos las perfectas hermanas, pero nos quisimos, igual: jugamos, crecimos y compartimos siempre, salvo por las diferencias que todos tenemos, cuando ya fuimos adultas.

Hoy conseguí algunas respuestas el de la verdadera resiliencia, «seguro que buscando sobre la resiliencia», haz llegado hasta hasta aquí.

Dedicado a ti ….

¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad que tiene todo ser humano de afrontar las situaciones difíciles de la vida. «Si quieres llorar, hazlo», pero sólo por desahogarte, no para expresar  un sentimiento que tienes y que te hace sentir mal.

La resiliencia no es acostumbrarse a estar mal, pero si tiene algo de resignación de saber el por qué pasan las cosas y además que todo acción conlleva una consecuencia.

La verdadera resiliencia, significa afrontar de la mejor manera un problema difícil, hasta ese, que no no tiene solución y si tienes que resignarte lo harás.

Hoy te digo, «si haz perdido un ser querido, no  hay nada que puedas hacer para volverlo a revivir». No  hay nadie que pueda tomar su lugar ni reemplazarlo, sin embargo, «esa persona vivirá por siempre si tu lo mantienes vivo», a través del recuerdo y del profundo conocimiento que tienes sobre él o ella. Tú siempre formaste parte de sus dinámicas en vida.

Si te han diagnosticado una enfermedad difícil, estás obligado a hacerle frente, con muchos o pocos recursos, con ganas o sin ellas ¿sabes por qué? porque hay alguien contando contigo.

Estas en situaciones críticas o de crisis de sufrimiento prolongado, trata de no hacerlo más largo por tu cuenta. Busca la salida, seguramente hay algo que hacer mejor que no  hacer    nada.

Lo sé porque vivo en esa crisis, la acción es mejor que la inacción, tanto como que: de no  hacer nada no se saca ningún beneficio.

 Hábitos de las personas Resilientes

Las personas resilientes tienen hábitos y quizás tengan una personalidad fuerte. Sus padres pudieron influir en la formación de una persona resiliente, pero yo considero que hay personas con personalidades firmes.

Estos son los mejores hábitos de una persona resiliente:

Tienen conciencia de sus limitaciones y potencialidades

Conocerse a si mismo es una herramienta para enfrentarse a los retos y adversidades muy difíciles. La persona resiliente sabe como sacar provecho de esta situación y no se rebasa fácilmente,  no pierden la serenidad ni la sensatez.

Estas personas saben que si actúan o reaccionan mal causaran daño a otros o a si      mismos. Si hay sensatez te puedes trazar metas más claras y fáciles de alcanzar a corto o mediano plazo.

 Resilientes altamente creativos

La persona resiliente sabe que no puede remediar la situación de una forma convencional. Esto significa que algo que está dañado o roto, nunca  volverá a ser igual. Por eso hará con esas piezas o con base en lo que tiene, una situación distinta a la que pueda sacar un buen provecho y hará con eso algo útil.

Un resiliente recoje sus pedazos rotos y reconstruye otra cosa hermosa y además útil,  nunca como el de antes, pero si algo que puede aprovechar, y eso le reconforta. ¡haz un nuevo mosaico!

La creatividad de una persona resiliente ha salvado vidas, ha resistido y ha sobrevivido a la situación dura o adversa.

Confianza en sus potencialidades

Al estar consciente de tus potencialidades las personas resilientes saben de qué son capaces, no pierden de vista su meta, no pierden el  norte y actúan de forma realista. No actúan solas, piden ayuda y saben cuándo pedir ayuda.

Asumen la dificultad como  una forma de aprender

La persona verdaderamente resiliente, que tiene dificultades grandes o una gran tristeza y están enfrentado tales problemas, posiblemente se siente desmotivada a seguir.

Sin embargo, aquellas con un gran nivel de resiliencia son capaces de hacer frente a la adversidad o a una gran tristeza y logran ver más allá del problemas y no decaen ni se entregan por nada.

Saben que han sufrido un cambio grande, enfrentan la vida y sin embargo aprenden de las situaciones malas para fortalecer su personalidad, madurar o entender todo lo que es parte de la vida.

Aplican el mindfulness o conciencia plena

La persona resiliente vive el aquí y el ahora, no piensan en el pasado y el futuro, aún no ocurre, así que eso no es algo que perturbe sus sueños. Están concentrados en lo que puede suceder de forma optimista en lugar de ser negativos.

Aprovechan los pequeños detalles de la vida y miran también como otros cercanos afrontan sus problemas y situaciones. Estas personas desarrollan  un optimismo realista (basado en la realidad)

Se rodean de amistades positivas

Fomentan amistades positivas: las personas con un pensamiento positivo,  trabajan  juntas en sostener a las otras cuando afrontan situaciones difíciles y crean una gran fortaleza entre ellas. Por eso las amistades positivas son personas también resilientes.

La persona resiliente no controla las situaciones sino sus emociones

Normalmente no tenemos el poder de controlar lo que pasa a nuestro alrededor, pero si podemos dominar nuestras emociones. Por ello la persona resiliente luce fuerte y coherente en momentos de crisis.

Afrontan problemas graves con humor

Te parecerá alocado, pero no lo es,  la persona resiliente tiene un gran sentido del humor, hace fácil lo más difícil y ríen cuando otros lloran. La risa ayuda a salir de las adversidades, risas pero, sin sentir culpas.

Adaptabilidad a los cambios

persona resiliente

Dedicado a ti

 

Las personas resilientes se adaptan a los cambios de situación aunque el mismo, implique modificar sus planes y objetivos si es para un bienestar o para mejorar una situación.

Buscan el apoyo social

Buscar apoyo en otra personas profesionales cuando la situación le ha rebasado o siente  que no va a poder, el objetivo es superar el problema inmediato. Una persona resiliente sabe de sus limitaciones y también cuando va a poder con una situación o no, muchas veces basta con el apoyo de familiares y amigos.

Finalmente, superar una situación de crisis,  o un grave problema,  no es algo fácil, pero si posible, trabaja en ello.. o ¿eres una persona resiliente?

Dejamos abiertos los comentarios para que compartas con nosotros tus problemas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *